CASTILLO DE WARWICK (III): LEYENDAS Y FANTASMAS


Un castillo no es un verdadero castillo si no tiene leyendas que aderecen su historia. Y el Castillo de Warwick no podía ser menos.
En Warwick se habla de extrañas muertes, fantasmas, espíritus errantes, ... Una de estas historias es bastante reciente.


En 1977, durante unas obras de remodelación, dos pintores que allí trabajaban, empezaron a oir ruidos en el techo, algo parecido a unos pasos sobre sus cabezas. Los dos hombres buscaron por toda la torre pero no encontraron a nadie. Además se cercioraron de que no hubiera pasadizos que comunicaran la torre con otras dependencias del castillo.

El caso es que al no encontrar a nadie uno de los pintores, Michael Roberts, fue a tomar su almuerzo y, cuando volvió al tajo... CHAN CHAN... encontró a su compañero yaciendo sin vida en el lugar donde lo había dejado unos minutos antes. Le llevaron al Hospital más cercano, con claros síntomas de asfixia, pero no había nada que hacer; había muerto. Su muerte nunca ha sido aclarada ya que si bien no hay duda de que murió por asfixia, nunca ha podido probarse que fuera asesinado.

Sir Fulke Greville

Durante nuestra visita al Castillo de Warwick, un mayordomo con un encantador y rotundo acento escocés nos iba contando los entresijos de cada habitación del castillo y de la vida de los personajes que, a lo largo del tiempo, lo han habitado.
Entre las muchas historias que contó hay una de fantasmas. En el castillo hay una torre, la Torre Watergate, donde según la leyenda fue asesinado uno de sus dueños, Sir Fulke Greville, por un sirviente en el año 1628.
Se dice que el fantasma de Greville ronda por su habitación preferida del castillo, esperando la vuelta de su sirviente para cumplir la venganza. Muchos turistas afirman sin ninguna duda,  haberlo visto merodeando por allí.

Por si fuera poco, dentro del calabozo a veces se oyen los lamentos de un preso torturado hace mucho tiempo.

Además de éstas hay otras muchas historias, algunas de muertes bastante recientes (siglos XIX y XX), documentadas incluso en periódicos de la época.

En fin, seguro que si visitas el Castillo de Warwick, en más de una ocasión notarás cómo se erizan los pelos de tu cuerpo. No en vano, sirvió de inspiración para que Oscar Wilde escribiera su famoso "El Fantasma de Canterville".


Para terminar te dejo un plano muy divertido del castillo.


CONVERSATION

2 Comentarios:

  1. q bueno
    la verdad es que tiene que dar un poco de terror dormir en un castillo como este no???
    a mi que no me esperen , soy bastante miedoso para estas cosas, aunque seguro que el lugar lo merece pero creo que me conformaria con verlo desde fuera jjajaja
    gran entrada
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Bleid!
    Me alegro que te gustara la entrada. La verdad es que la visita al castillo la tienen muy currada y te puedes tirar fácil tres o cuatro horas dando vueltas al castillo sin aburrirte. Si alguna vez vas por allí te aconsejo que lo visites... de día no da tanto miedo, jaja.

    ResponderEliminar

¿Quieres escribir un comentario? GRACIAS!!

TE INFORMAMOS POR EMAIL

ARRIBA