PICO DE PEÑALARA... ¡CONSEGUIDO!


Y por fin..... ¡Reto superado!
Después del intento fallido del pasado 21 de abril, conseguimos alcanzar la cima de Peñalara. 
Quedamos los mismos integrantes de la otra vez aunque hubo un pequeño cambio, Jorge tenía un planazo (ir a comer cordero asado) y en su lugar vino Tomás "Madelman".


El día no podía ser mejor, soleado pero sin calor. Hacía poco más de un mes de nuestro anterior intento y prácticamente no quedaba nada de nieve. Parece mentira que en tan poco tiempo pueda derretirse tanta nieve! Eso sí, obviamente estaba todo encharcado con riachuelos, pequeñas cascadas y lagunas.


Salimos desde el aparcamiento de Cotos a las 9 de la mañana, sin tomar café ni nada porque la cafetería estaba cerrada. Se ve que al dueño del garito le parece que las decenas de personas que a esa hora se preparan ya para ascender, no son clientela suficiente para tener que madrugar...
El ritmo fue ligero desde el principio y en poco tiempo estábamos ya en el cruce desde donde puede cogerse el camino hacia la Laguna de los Pájaros o a la Laguna Grande. Nosotros tomamos el primero de ellos.


A partir de aquí y tras cruzar un pequeño puente, empieza una escalinata empinada y bastante larga que me obligó a hacer un par de paraditas para recuperar el resuello. Poco a poco se va cogiendo altura y el paisaje es cada vez más espectacular. Nada tiene que ver, por supuesto, con la nieve de hace unos días, pero cada cosa tiene su encanto. Si no fuera por la bruma la vista nos alcanzaría hasta muy lejos.


Una vez terminamos este tramo algo más duro llegamos a la Laguna de los Claveles que estaba preciosa y llena de anfibios (cantando sin parar) ya que desde hace un tiempo se está repoblando esta zona con pequeños anfibios que estaban ya a punto de extinguirse.
Aquí hacemos una parada técnica para comer un poquito y hacer algunas fotos pero como hace algo de fresquete no tardamos mucho en reanudar la marcha.


A partir de aquí y tras pasar junto a la Laguna de los Pájaros, comienza la ascensión por las crestas, primero el Risco de los Pájaros, luego el de Claveles y finalmente la cima, el Pico de Peñalara. Pincha aquí si quieres ver el perfil.
Es una ascensión fácil a excepción del último tramo donde unos bloques enormes de granito te obligan a ser más cuidadoso y fijarte en dónde pones los pies.


Hicimos la ruta al revés de lo que es habitual por lo que prácticamente no nos cruzamos con ningún caminante en toda la ascensión. Por eso nos sorprendió que, cuando alcanzamos la cumbre, aquello parecía la Gran Vía. Y es que el lado por donde descendimos en esta ocasión y por el que intentamos ascender el pasado mes de abril discurre por una pista ancha y bien delimitada que resulta bastante cómoda. De ahí que muchos madrileños se decidan a subir a esta preciosa cumbre que es el techo de Madrid.


El día fue muy muy divertido y lo pasé en grande. Incluso en el último tramo, el de los grandes bloques de granito, pude controlar mi vértigo y con la ayuda de Emilio disfrutarlo igual que el resto del camino.
Y al final cervecita tomando el sol, plato de judiones, como viene siendo costumbre y pescadito en salsa verde. Un café con hielo y para casa.


Gracias a todos mis compañeros de caminata. Fue un día estupendo.


Más info | Parque Natural de Peñalara

CONVERSATION

6 Comentarios:

  1. Veo que lo pasaste genial! Las fotos son estupendas sobretodo la de la Laguna de los Claveles. Eso si la zona de los bloques de granito da bastante respeto...

    Un saludo viajera!

    ResponderEliminar
  2. Muy bien
    la verdad que conseguir una cima siempre llena de orgullo asi que felicidades
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Que bello lugar! no sabia yo que Madrid tenia esos parajes... Y como da sus frutos ese curso de fotos ¿eh?

    ResponderEliminar
  4. Hola Raquel. Me alegra que te haya gustado. Ya sabes, en tu próxima escapada por Madrid, atrévete y date un paseíto por Peñalara. La ascensión es fácil y preciosa.
    Gracias por tu comentario. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Bleid. La verdad es que aunque acabes cansado, cuando llegas a la cima se te quitan todos los males.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo creo que estas fotos no me quedaron muy bien. Sobre todo la primera y las dos últimas que las hice con la cámara nueva y... la diferencia con la Nikon es considerable. Pero bueno, ya tengo ganas de ir a la playa para probarla dentro del agua!
    Besos.

    ResponderEliminar

¿Quieres escribir un comentario? GRACIAS!!

TE INFORMAMOS POR EMAIL

ARRIBA